domingo, 21 de abril de 2013

Blue dress

El look de hoy es muy sencillo. La verdad es que a mí tampoco me gusta abusar de complementos y creo que el vestido tampoco los necesita, con unas pulseras es suficiente. Me enamoró la ligereza de su tela y el hecho de que sea tan vaporoso, prohibe terminatemente recargarlo con otros accesorios.

El azul es uno de mis colores favoritos y estos días que está haciendo un sol espléndido, creo que lucen mucho más y animan ya al veranito y a las buenas temperaturas.


 









 En mi afán por ahorrarme unos eurillos, he ido haciéndome con prendas de rebajas para utilizarlas en la siguiente temporada. Pienso que hay cosas que nunca pasan de moda y creo que este vestido es una de ellas. Es de Dolores Promesas y lo tenía muy guardadito para cuando llegara el buen tiempo. Reconozco que antes no podía esperar y esto de comprarme algo para tenerlo guardado... como que no. Pero hoy he aprendido a valorarlo y la verdad es que es bastante interesante, económicamente hablando. De hecho, es algo que también hago para mi peque. Por ejemplo, el verano pasado, en las rebajas me hice con un montón de ropita para el verano siguiente. Al fin y al cabo, en camisetas y vestiditos playeros tampoco hay mucha diferencia de un año a otro. Y así, os enseño otro pequeño truco para mantener a raya nuestras carteras ;)
Besos y a empezar la semana con ánimo!!

Vestido/Dress: Dolores Promesas
Cuñas/Wedge shoes: Suiteblanco (ss 11/12)
Bolso/Bag: ?
Pulseras/Bracelets:?

domingo, 14 de abril de 2013

El Ermitaño

Hace tiempo que quería dedicar una entrada a uno de mis restaurantes favoritos, pero las tres últimas veces que estuve allí, me pudo tanto la emoción que cada plato que me traían, siempre me olvidaba de hacer la foto :(
Esta última vez, no me olvidé de hacer la foto... me olvidé la cámara en casa! así que tuve que hacerlas con el móvil, aún así, creo que no quedaron tan mal ;)
De todos modos, os dejaré el enlace a su web, para que os hagáis una idea de cómo es.


El Ermitaño es uno de esos lugares en los que cuando entras ya te sientes como en casa. La amabilidad del personal que trabaja allí pone la guinda al pastel de un restaurante con una gran cocina y unas preciosas instalaciones. Aunque puede que lo que más me guste de allí, sea la tranquilidad que se respira cuando te sientas en la mesa.

A primera vista, la carta puede parecer algo compleja, pero una vez en el plato, se simplifica de golpe dando lugar a una perfecta fusión de los sabores de la gastronomía de siempre, con un toque moderno que lo convierte en algo muy especial. La carta varía cada temporada, aunque mantienen un apartado de "Nuestra cocina de siempre", con sus especialidades. Haber disfrutado de una Estrella Michelín dice mucho de su cocina.

Yo ya he probado un montón de platos y tengo mis favoritos, aunque siempre me gusta experimentar con algo nuevo y... siempre me sorprende! Sé de buena tinta con el cariño que tratan toda la materia prima y eso, se nota (tienen su propio huerto!!). 
Hoy os dejo la selección de los platos de mi última visita, tengo que deciros que la presentación es espectacular pero el sabor... es mejor aún. 

 El tartar de calabacín, aguacate y mango con soja, anchoas en salazón y queso de oveja zamorano
 El guiso de setas de primavera y mollejas de lechazo al verdejo con emulsión de patata y arbequina
 El solomillo de ternera a la sal de enebro con su jugo al vinagre, pimientos asados a leña y guindillas
 Las chuletillas de lechazo con patata machacada al ajo y perejil
Lima, Limón, Almendras, Cacao y Merengue (Mouse de limón, Baño de te y lima, Merengue, Cremoso de almendras)




Chocolate y Menta (Ganache de chocolate y menta, Galleta rota, Brillo espejo de chocolate, Helado de menta y Nube de menta) Bizcocho de cacao al vapor, Virutas de lima y Crujiente de cacao)


El broche final a una comida exquisita lo pone un café o copa en su buhardilla. Allí si que se está a gusto! Este sábado, por la noche, había concierto y allí que nos quedamos a disfrutar hasta las mil. La verdad es que había un ambiente genial. 
Estoy deseando repetir.

Podéis saber más sobre El Ermitaño aquí, también podréis ver su carta en la web.

¡¡Besos y feliz lunes!!

(Gracias a Oscar, Pedro Mario, Javi, Marcelino y Cristina)

viernes, 5 de abril de 2013

Graffiti style

Hoy he salido (literalmente) corriendo a la calle, aprovechando que había dejado de llover para hacer unas fotos. Y es que llevamos toda la semana sin parar de caer agua ni un segundo, en fin, esperemos que pronto llegue el buen tiempo. 
Me gustaron mucho las fotos cuando las vi, tienen mucho colorido y creo que complementaban bien con un look de tonos un poco "apagados", es que yo, hasta que no salga el sol en condiciones, no me inspiro para los colorines :(
Si hay dos prendas que me han dado de sí este invierno "lo indecible", son los botines de Xti (comodísimos, por cierto) y la chaqueta de Zara. Creo que ha sido mi mejor (mini) inversión ya no sólo de la temporada, sino de todo el año, porque, excepto en verano, voy a darles mucho uso a las dos, ¡combinan con todo!
Si os asalta la duda: sí, hacía mucho frío, pero con la chaqueta puesta casi no se aprecia nada del look, lo he visto en otras fotos que me he hecho y no me gustaba mucho el resultado, así que con los pelos como escarpias, me la quité y me hice las fotos en un minuto ;)
Qué rápido se me pasan los días... ¡ya es viernes! 
¡Feliz fin de semana! 
  










Camiseta/Shirt: Lefties (old)
Vaqueros/Jeans: Bershka (old)
Chaqueta/Jacket: Zara Trafaluc (aw 12/13)
Botines/Booties: Xti (aw 12/13)
Cinturón/Belt: Zara (old)
Foulard: Suiteblanco (old)

jueves, 4 de abril de 2013

Amares, Sta. María do Bouro

El post de hoy va de viajes. 
Muchas veces, organizamos viajes para conocer otros países, otra gastronomía, culturas diferentes a la nuestra, playas paradisíacas... y para ello pensamos que tenemos que coger un avión y tener una media de 2 a 3 horas de viaje. Es una lástima que Portugal esté tan cerca y que casi nunca nos acordamos de él y a mí, este país, me tiene enamorada :)
Otra cultura, otras costumbres, paisajes, gastronomía, playas... todo lo que siempre buscamos a miles de kilómetros de nuestra casa. No sabría que recomendaros de Portugal porque yo, que he dedicado los últimos años a recorrerlo de norte a sur, no sé con qué parte me quedaría.
Por lo pronto, os voy a aconsejar un alojamiento, mejor dicho, un tipo de alojamiento: son las Pousadas de Portugal. Para haceros una idea, es como los Paradores de España pero en versión portuguesa.
He tenido la suerte de visitar ya unas cuantas y he elegido esta al azar; es la Pousada de Sta. María do Bouro, en Amares. Un remanso de paz y todo un lujazo alojarse allí. 
Los precios no son de lo más barato, pero podéis hacer como yo y haceros fan de su página en facebook aquí donde encontraréis verdaderos chollos para poder disfrutar de estas joyas lusas.
Aquí os dejo unas cuantas fotos para poneros los dientes largos :)
















¿Ya habéis decidido vuestro próximo destino?